Seguimientos y descubrimientos inesperados

Estas últimas semanas ha estado algo solitario el blog. ¿El problema? Hemos empezado una serie de seguimientos arqueológicos que nos han tenido bastante entretenidos. Ahora vamos a iniciar una serie de entradas que denominaremos “seguimientos y descubrimientos inesperados”.

Durante las jornadas de trabajo de campo es muy común encontrarnos con materiales de diversa índole. Esto sucede tanto en seguimientos, como en prospecciones, así como en excavaciones. Podemos dividirlos en dos categorías, objetos inmuebles que son los que no pueden ser trasladados con facilidad, como las viviendas, tumbas u otras construcciones, y objetos muebles, fácilmente transportables, cerámica, objetos metálicos, útiles de piedra…

Todos los nombrados los consideramos como elementos arqueológicos, nos hablan de la vida de las personas en un momento determinado, generalmente de un periodo pasado. Pero también es muy habitual que aparezcan utensilios actuales fruto de vertidos de desechos, escombros y simplemente restos fruto de cualquier actividad reciente. Esto hace que en ocasiones podamos llevarnos alguna pequeña sorpresa, tal como nos ocurrió en el caso del seguimiento que realizamos este verano en Fuente del Maestre (Badajoz).

En esta ocasión el paquete de tierra que supervisamos era un relleno reciente por lo que no esperábamos encontrar ningún elemento de cierta antigüedad, tal como ocurrió, a pesar de estar interviniendo anexos a una muralla medieval. Los materiales más destacados fueron dos botellas, una de vidrio que contenía cerveza y otra de plástico que era el recipiente de un refresco de cola.

Una aparición divina

Lo interesante es que apareció algo que para nada esperábamos, un elemento electrónico correspondiente con los tiempos pretéritos de las comunicaciones digitales, un busca. Estos aparatos se usaban antes de la adopción del teléfono móvil como un bien de masas para saber cuándo una persona quería contactar contigo, por lo que te daba un aviso para que supieras que esa persona te buscaba y te pusieras en contacto con ella.

seguimientos y descubrimientos inesperados
Busca localizado en el relleno de tierra de la zanja

Parece algo anecdótico, pero gracias a objetos como este es posible fechar niveles como este en base a la fecha de fabricación del producto, por lo que más allá de ser hallazgo curioso puede ser muy útil a la hora de desarrollar nuestra labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!